domingo, 8 de junio de 2008




Desayunamos y a las 7.15 salida en bus hacia el mercado flotante.
Desde la carretera vemos enormes extensiones de agua para desalar y al lateral muchas tiendas para la venta de esta sal, preparada en sacos.
Paramos un poco más adelante en una zona de cocoteros. Nos dicen que de los cocos se aprovecha todo. Desde la piel con pelos exterior, la cáscara dura, y por supuesto la parte blanca comestible y la líquida.
Por todo el lateral de la carretera una especie de almacenes con montañas de la piel de los cocos, para la venta.
Un lugareño hace la colada en el río que tiene debajo de su casa.

9.00: Hacemos un recorrido en lancha por sus canales, donde disfrutamos(?) de un maravilloso paisaje típico tailandés.
A nosotros nos toca un Fernando Alonso sobre agua. Lo que tenía que ser un paseo por el río, se convierte en una carrera contra reloj. Con sus correspondientes acelerones y paradas al alcanzar la barca anterior, hasta adelantarla y vuelta a empezar.
Todos le dejaban pasar, supongo que conocen sus prisas por llegar primero.
Adelantamos a otras 12 barcas, en un recorrido no muy largo. Como es natural, llegamos los primeros del grupo al mercado, con mucha diferencia.
Recorrido por el mercado flotante, con productos típicos. Muchos cuadros con mariposas, insectos y pequeños reptiles disecados.
Compramos una camisa algodón grueso a 250 b. (5€), fulares de colores surtidos para regalar y las 2 caretas que nos habían encargado.
Anciano con una cara muy fotogénica, que recogía las botellas vacías de agua que tiraban algunos turistas.
Mientras nos juntamos todos para subir al bus, muchos niños vendiendo pequeños recuerdos.
Compramos unos juegos de lapiceros con caras de muñecos en la punta.
---------------------------------
 RIO KWAI

A las 11.15 en el bus, nos llevan a ver el Museo JEATH, con recuerdos de la construcción del famoso puente sobre el rio KWAI (el de la película). Y armamento de la guerra.
13.30: En otra barca más grande nos llevan hasta el puente, donde comemos comida típica tailandesa en un restaurante debajo del puente. 
Después de comer, paseo por el puente. 
Cuando estamos en la otra orilla del río, comienza a llover con gotas de cuarto litro (+-). 
Nos calamos por completo para volver hasta el bus. 
16.00: Seguimos hacia KANCHANABURI para ver desde el bus, porque sigue jarreando y está todo inundado, el cementerio de los soldados de la II Guerra mundial y otro cementerio chino. Regreso al hotel y cena de buen buffet europeo en el mismo. 
Otro paseo por el mercadillo interminable del barrio. 
Mucho calor. 
Muchos bares de alterne con chicas, chicos y mixtos. 
Chicas en bikini bailando sobre la barra de algunos bares.
Compro 6 calzoncillos de pura silk(?) a 100 b.(2€). 
Merecido descanso.